¿Estás pensando invertir en una franquicia de lavandería autoservicio? Esta idea de negocio está muy de moda ya que cada vez son más las personas que hacen uso de este servicio y además es fácil de gestionar una franquicia, ya que no necesita de personal, tan solo una persona que abra y cierre el local. 

¿Son rentables las lavanderías autoservicio?

A la pregunta de si son rentables las lavanderías autoservicio, la respuesta es sí, aunque como todo negocio, dependerá de la gestión que haga el propietario del mismo y de un estudio de mercado y modelo de negocio que demuestre su viabilidad. Tal y como hemos comentado, la facilidad de gestión es la gran ventaja que ofrece este tipo de negocio, además de la posibilidad de tenerla abierta todos los días del año desde por la mañana hasta por la noche. Hay marcas que señalan que para gestionarlas, solo basta con 7 horas a la semana y se pueden obtener unos beneficios de 35.000 euros el primer año.

Si bien es cierto que en España no hay una cultura arraigada hacia el uso de este tipo de negocio (como en Estados Unidos y países latinoamericanos que sí hay tradición), cada vez son más las personas que usan la lavandería automática. Universitarios, trabajadores, jubilados… son los usuarios más comunes, especialmente en las grandes ciudades. En Italia, un país parecido culturalmente al nuestro, se está extendiendo este servicio de manera exponencial. 

La forma más segura de montar una lavandería autoservicio es hacerlo mediante una franquicia, ya que ahorramos en costes y no necesitamos tantos conocimientos sobre lavadoras industriales. 

7 consejos para invertir en una lavandería autoservicio

¿Qué necesito para montar una lavandería autoservicio? Si finalmente te has decidido a montar una lavandería, deberás de seguir una serie de consejos antes de comenzar:

Asesoramiento previo 

Como en cualquier negocio (también en las franquicias), antes de comenzar necesitas información sobre todo lo que acarrea abrirlo: qué inversión inicial voy a necesitar, quiénes van a ser mis clientes, cuál va a ser la ubicación de mi local y cuál será el precio del alquiler, qué requisitos legales necesito para montar una lavandería autoservicio, qué gastos corrientes tendrá el negocio (electricidad, agua, seguro de la maquinaria, etc.) Si no eres experto en la materia, es preferible que cuentes con un gestor que te ayude en estos temas. 

Formación y preparación

La preparación es fundamental para cualquier negocio, por lo que no dudes en invertir los recursos necesarios para formarte antes de comenzar a invertir. Las franquicias cuentan con programas de formación para todos aquellos interesados en introducirse en este mercado, especialmente si no cuentas con los conocimientos necesarios en lo que respecta al sector. 

Estudio de la ubicación

Elegir una buena ubicación es fundamental para la rentabilidad de una lavandería autoservicio. Para ello debemos saber quiénes son nuestros potenciales clientes y, lo más importante, dónde viven. Una buena ubicación puede ser en grandes ciudades, cerca de las zonas empresariales. Aunque el centro de la ciudad, centros comerciales o zonas costeras también pueden ser una buena opción. 

Puede pensarse que en los pueblos este tipo de negocios pueden no funcionar, aunque también presentan una serie de ventajas, como la baja competencia, el bajo coste de alquiler de locales y la confianza que se establece con los clientes. 

Ofrece servicios complementarios

Muchas franquicias de lavanderías autoservicio ofrecen otros servicios complementarios como tintorería, planchado, costura, tratamiento de prendas delicadas… Con ello aportarás valor a tu negocio y te diferenciaras de la competencia. 

Identifica tus clientes

Deberás conocer muy bien a los posibles clientes que viven en tu zona. Las ofertas, el precio y el servicio no serán los mismos en una zona de estudiantes (el precio deberá ser más bajo), en una zona donde la mayoría de los trabajadores son jóvenes o en una zona donde la media de edad es más alta. 

Sé paciente y detallista

Has de tener en cuenta que una lavandería automática es un espacio que se asocia a la limpieza y a la pulcritud, por lo que deberás cuidar la imagen de tu local en todo momento y deberás mantenerlo siempre limpio. Además, la zona de espera de los clientes debe ser cómoda y apetecible, por lo que ofréceles asientos cómodos y un lugar acogedor. 

Capta en los comercios de la zona

Los comercios de la zona como bares o restaurantes pueden convertirse en clientes fieles a tu negocio, ya que siempre necesitarán tener los manteles y la indumentaria de los empleados limpios. Para ello deberás realizar una labor comercial en tu zona. 

Además, deberás adaptarte a los horarios de los comercios que tienes a tu alrededor. Por ejemplo, si tienes un colegio cerca, tu local deberá abrir antes de que lo haga el colegio, para dar tiempo a los padres a que puedan acercarse a llevar su ropa. 

¿Cuánto puede costar montar una lavandería autoservicio?

Después de tener claros esta serie de consejos, seguro que te preguntas cuánto cuesta poner una lavandería. Se estima que para montar una lavandería se necesita una inversión inicial de unos 40.000 euros. En esta inversión están incluidos:

  • Proyecto de actividad, de obra y eléctrico
  • Licencia de Obra Municipal para montar una lavandería
  • Reforma y adaptación del local 
  • Instalaciones (eléctrica, fontanería, gas, extracción de vahos, ventilación, climatización, protección contra incendios, etc.)
  • Maquinaria (lavadoras, secadoras, máquinas de cambio de monedas, etc.)
  • Decoración del local (resto del mobiliario, cartelería, pintura, etc.)

Esta sería la inversión inicial, a la que habría que añadir los gastos corrientes anuales como suministros, alquiler, detergentes, mantenimiento, etc. 

Una lavandería es una fuente de ingresos pasivo ya que el cliente se gestiona solo: entra, lava, paga y se va. Tan solo será necesaria la gestión legal del negocio, hacer caja, abrir y cerrar el local, además de solventar alguna avería o inconveniente que pueda surgir.