Los jóvenes emprendedores juegan un papel importante en la promoción del cambio social y en la innovación. 

Los nuevos productos y servicios creados por emprendedores pueden causar un efecto dominó y estimular negocios o determinados sectores empresariales

Es por esto que los jóvenes emprendedores son importantes para estimular el crecimiento económico. Pero si ya es duro para un emprendedor con experiencia navegar de un modo firme en el océano del emprendimiento, para jóvenes sin experiencia puede ser un viaje muy tortuoso y sin un claro final de éxito.

La buena noticia en todo este escenario, es que esta situación es conocida por las partes interesadas e involucradas, véase la administración o los entes gubernamentales estimulándose el acceso a ayudas o subvenciones para dar ese empujoncito necesario a los jóvenes emprendedores.

Identificándose la financiación como uno de los mayores obstáculos para la creación y desarrollo de empresas, los jóvenes emprendedores tienen la posibilidad de financiar un negocio con subvenciones y ayudas.

¿Vas a emprender en 2020? Sigue leyendo y entérate cómo puedes fortalecer y suavizar la creación de tu negocio.

Cómo financiar un negocio con subvenciones y ayudas

Como hemos dicho, la financiación es un gran escollo para  emprender. Las ayudas y subvenciones son un buen recurso para estimular la decisión y la creación de negocios.

Cada año surgen nuevas ayudas y subvenciones destinadas a facilitar la inversión y financiación de los jóvenes emprendedores. Dicho en otras palabras, cumpliendo los requisitos, obtendrás un dinero que te vendrá muy bien para tus objetivos.

 Mientras tu perfil de emprendedor se adecue a las subvenciones o ayudas seleccionadas puedes solicitar y acceder a ella. Pero, ¡No todo es tan fácil! Tienes que tener en cuenta una serie de cuestiones:

  • La subvención ha de ser un complemento para tu negocio no la base para su desarrollo.
  • La adjudicación de una subvención lleva tiempo y no siempre conlleva una respuesta es afirmativa.
  • Cuanto antes la envíes mejor, la resolución va por orden de presentación.
  • En el caso de inversiones, deberás adelantar el dinero y si es concedida se irá abonando posteriormente.

¡Está claro! No son perfectas, pero son una buena herramienta de financiación. Veamos algunas de las subvenciones más comunes e importantes a las que puedes tener acceso.

Ayudas y Subvenciones para la creación de empresas y emprendedores

Ayuda de Enisa para Jóvenes emprendedores

Enisa es una empresa pública dedicada a la financiación de negocios, empresas y proyectos empresariales viables.

Ofrece diversas corrientes de financiación, siendo esta ayuda de Enisa para Jóvenes Emprendedores muy atractiva.

Te contamos un poco más sus detalles:

  • Diseñada para nuevas Pymes creadas por jóvenes emprendedores.
  • Dicha Pyme ha de estar constituida según la definición de la Unión europea.
  • Fecha de creación dos años antes (máximo) previos a la solicitud de la ayuda.
  • Limitada para el sector financiero y en algunos casos del sector inmobiliario.
  • La actividad debe desarrollarse en el territorio nacional.
  • Tipo de financiación dirigida a la adquisición de activos fijos y circulantes.
  • Importe mínimo 25.000€ y máximo 75.000€

Ayudas y subvenciones para la creación de Empresas Innovadoras

En otro artículo hemos recalcado la importancia de la innovación como factor a tener en cuenta para un  negocio rentable. En este caso, existen ciertas ayudas o subvenciones enfocadas al tema de la innovación y la tecnología.

Ayudas a la innovación para empresas de Base tecnológica (EBT)

Las empresas de Base Tecnológica (EBTs) son aquellas cuya actividad se centran en productos o servicios que requieran el uso de tecnologías o en continua innovación.

Es un tipo de ayuda especial que requiere un plan de negocio bien trabajado y detallado.

Puede tener diferentes versiones y variaciones dependiendo de la Comunidad Autónoma. Por ejemplo para el año 2018, las ayudas para empresas de Base tecnológica (EBT) en el Principado de Asturias constaban de estas características:

  • Importe mínimo subvencionable de 20.000 €.
  • Importe máximo de 100.000 € o 10 veces el capital social desembolsado antes de la presentación de la solicitud.
  • Constitución inferior a 5 años en el momento de la solicitud.

Préstamos ICO para empresas y emprendedores

El ICO es el Instituto de Crédito Oficial cuyos objetivos y retos promover actividades económicas y su crecimiento. Esta labor la realiza por medios de dos vías:

  • Líneas de Mediación
  • Financiación Directa.

Se trata de un tipo de financiación pública, permiten financiar proyectos empresariales en territorio nacional y garantizan el 100% de la liquidez.

Algunas características de estas líneas de financiación ICO son:

  • Importe máximo por cliente y año es de 12.5 millones €.
  • Las tareas de financiación más comunes son: compra de empresas, activos fijos, leasing para inversiones, etc…

El mejor modo de entender qué son y que ofrecen las diferentes líneas de financiación ICO es entablar contacto con el ICO. Según su propio eslogan: Existe una financiación ICO para cada tipo de empresa.

Fondos europeos de ayuda al emprendedor

No solo a nivel nacional es posible solicitar ayudas y subvenciones para jóvenes emprendedores. El marco europeo también nos facilita un tipo de ayuda muy interesante.

Por ejemplo el programa Horizonte 2020, ya incluye un presupuesto de 76.880 millones de euros para la financiación de proyectos empresariales vinculados a la investigación e innovación.

Por otro lado, podemos encontrar el proyecto COSME. Tiene como objetivo facilitar que las pequeñas y medianas empresas (PYME) accedan a la financiación en todas las fases de su ciclo de vida: creación, expansión o transferencia de negocios.

Este programa también tiene como objetivo ayudar a las empresas a acceder a las oportunidades que ofrecen las tecnologías digitales.

Todos los proyectos de financiación europeos ponen a disposición los instrumentos financieros de la UE para canalizarlos a través de instituciones financieras locales en los países de la UE.

Las ayudas y subvenciones para la financiación de proyectos empresariales son un muy buen recurso para estimular el emprendimiento, especialmente, en los jóvenes.

Cierto es, que una ayuda de este tipo no va ayudar a éxito de negocio, simplemente es una contribución complementaria al crecimiento del proyecto. En muchas ocasiones, la ayuda llega con bastante posterioridad en relación a la fecha de su solicitud Por ello, es prioritario tener claro que una subvención no debe ser el eje del motor de tu negocio.

Por lo demás, estas inyecciones de “capital” son realmente eficaces para desarrollar estrategias más sólidas de negocio y abrir nuevas oportunidades ¡Infórmate bien y adelante!