Comenzar tu propio negocio es una de las formas más poderosas de tomar el control de tu vida y ganar dinero extra mes a mes.

Tal vez iniciar tu carrera como emprendedor ha sido uno de tus mayores deseos y quieres que se haga realidad lo más pronto posible.

De un modo u otro, emprender es un camino largo, con obstáculos y es necesario tener claro una serie de cuestiones.

La primera de todas estas cuestiones, es poseer la certeza de querer emprender y montar tu propio negocio. Debes estar motivado, dispuesto a hacer muchos sacrificios y ser capaz de durar a largo plazo mientras tu negocio va desde el inicio hasta que alcance la estabilidad necesaria.

Una vez que esto está muy claro, solo queda dar los pasos adecuados para comenzar tu aventura empresarial con buen pie ¿Qué debes hacer? Comienza  interiorizando estas importantes claves, capaces de potenciar el éxito de tu idea de negocio.

Define tu idea

Todo proyecto empresarial tiene un principio y, en este caso, el primer paso para emprender es tener y definir una idea.

Una idea de negocio es un punto de partida para cualquier emprendedor actual o de futuro. Es esencial porque es el comienzo de una nueva vida, la vida de un negocio y la vida de un emprendedor.

Dentro del proceso de definición de una idea de negocio, no puede faltar el estudio de estos factores:

  • Definir sus productos y servicios. Un negocio siempre venderá algo a alguien. Por lo tanto, la definición de productos y servicios es una tarea básica para dar forma a la idea.
  • Definir el mercado. Lo siguiente que se debe hacer es definir de manera clara, precisa y sin ambigüedades el mercado donde convivirá el negocio en cuestión.
  • Definir principales competidores. Conocer la competencia sus virtudes y defectos es fundamental para poder ofrecer una ventaja competitiva real de tu negocio.
  • Definir recursos. Por último,  es hora de definir los recursos necesarios que necesitarás si deseas que tu idea se haga realidad.

Ten claro cómo vas a financiar la empresa

Aunque existen modelos de negocios que no requieren una gran inversión inicial o financiamiento, más tarde o temprano será necesario tener una buena fuente de financiamiento para poder seguir creciendo y desarrollando el negocio.

Descubrir cómo financiar un negocio se vuelve más que prioritario, las opciones son muy variadas. Debes de establecer una o dos fuentes de financiamiento reales y efectivas: crowdfunding, préstamos personales, aceleradores de negocios, incubadoras de negocios, etc…

Sin duda alguna, uno de los recursos clave para conseguir un óptimo financiamiento es la elaboración de un profesional plan de negocios.

Elabora un plan de negocios

Un plan de negocios es básicamente un documento que proporciona una descripción escrita del futuro de tu empresa. 

El plan de negocios debe tener como objetivo brindar un buen resumen de tu empresa, la estrategia de negocios y el plan de acción. En otras palabras, cómo generará dinero y qué debe hacer para lograr sus objetivos.

También es importante, destacar que valor diferencial tiene tu idea de negocio con el resto de la competencia.

No trates a tu negocio como si fuera un hobby

Esta es una situación mucho más común de lo que creemos. Muchos propietarios de un negocio, trabajan y sienten dicho negocio como como un pasatiempo.

En un gran porcentaje de las ocasiones, un emprendedor dice estar comprometido, pero parece tratar el negocio como un pasatiempo a tiempo parcial, sin poner toda la carne en el asador y dándose por vencido rápidamente cuando las cosas son difíciles.

No hay caminos intermedios para un compromiso real, y si no estás listo para comprometerse completamente con todos los rigores que requiere un negocio, es mejor que ni intentes comenzar.

Compromiso, dedicación, tiempo y constancia son valores innegociables para sacar adelante un negocio.

Contrata un buen equipo de profesionales

Rodearse con los profesionales adecuados, puede ser una ventaja competitiva básica para desarrollar tu idea de negocio de manera profesional.

La metodología de trabajo, ideas u opiniones de expertos profesionales estimula una mejor toma de decisiones, se minimizan los fallos y aumenta el rendimiento.

Encuentra tu nicho de mercado

Un camino común hacia el éxito para muchas ideas de negocio es encontrar un correcto nicho de mercado y establecer una posición dominante en ese nicho.

Siempre habrá segmentos de la población cuyas necesidades de un producto o servicio en particular no se satisfacen. Este espacio es donde una idea de negocio puede penetrar en un mercado.

Tómate tu tiempo y realiza un buen análisis de mercado, del cliente objetivo y de la competencia, con el fin de verificar la idoneidad del nicho de mercado seleccionado.

Ten clara tu estrategia de marketing

El marketing es uno de los aspectos más desafiantes al iniciar un negocio. A menudo, los nuevos propietarios de negocios encuentran que sus estrategias de marketing no les están dando los resultados que desean.

El marketing es más que publicidad. El marketing es un proceso que implica planificar objetivos de marketing e implementar una serie de estrategias de para alcanzarlos (Blog, Social Media, email Marketing…).

Esta planificación estratégica debe seguirse constantemente y de cerca, para asegurarse de que los resultados esperados para cada acción sean positivos, y principalmente, para garantizar que se realicen los ajustes necesarios.

No temas al fracaso

El miedo es uno de los principios activos que hacen que una sociedad no avance ni crezca. De manera individual, dejarse llevar por el miedo limita la acción y el pensamiento de  las personas.

Trasladando este tema hacia el emprendimiento, el miedo no es una opción. La sensación de vivir en el alambre puede ser constante. El trabajo y la constancia son buenas cualidades para dejar el miedo atrás y confiar en tu idea de negocio.

Analiza tu competencia

Vigilar a tus competidores te ayudará a anticipar cambios en el mercado, detectar nuevas tendencias y estrategias exitosas, y mantenerse a la vanguardia de lo que funciona dentro de tu nicho.

El análisis de la competencia es una tarea a subrayar con trazo grueso en tu agenda de emprendedor. Es necesaria una estrategia de análisis para asegurarte de monitorizar de manera continua  tu visión del panorama competitivo a medida que cambia.

Invierte en nuevas tecnologías

A día de hoy, no se puede cerrar los ojos a la tecnología. Las nuevas tecnologías no solo pueden ayudarte a mejorar lo que haces, sino que también puede permitirte expandirse en nuevas direcciones.

La transformación digital es una de las principales tendencias para los próximos años en el contexto empresarial.

Crea alianzas estratégicas

Las alianzas estratégicas son acuerdos entre dos o más compañías independientes para cooperar en la fabricación, desarrollo o venta de productos y servicios u otros objetivos comerciales.

Una correcta alianza estratégica puede aportarte grandes ventajas:

  • Cambia el ambiente competitivo.
  • Capacidad de aprender de los otros socios.
  • Riesgo y costo compartido.

Mejora tus habilidades personales y sociales

No siempre vas a trabajar solo, aunque sea tu propio negocio. En el inicio, crecimiento y desarrollo del negocio deberás de compartir tus ideas y trabajo con muchos otros profesionales.

Una buena comunicación, saber escuchar y cierta extroversión son cualidades que facilitarán encontrar nuevas oportunidades para tu negocio.

El Networking es uno de los recursos más valiosos para dar visibilidad y aportar recursos a tu idea de negocio.

¿Es 2020 el año par desarrollar tu idea de negocio? No olvides  repasar estas doce claves que pueden ser una buena base para alcanzar el éxito.