En épocas de crecimiento, la inversión inmobiliaria es una buena opción para los ahorradores que disponen de un capital elevado. 

Existen muchas opciones en el mercado: inmuebles para alquilar como vivienda habitual, inmuebles destinados al alquiler vacacional, inmuebles para reformar y vender… Seleccionar el mejor no es tarea sencilla, requiere de conocimientos, estudios de mercado, y asesoramiento de expertos.  No obstante, hay algunas claves que pueden ayudarte en el camino, claves a tener en cuenta para seleccionar una inversión inmobiliaria con alta rentabilidad.

A lo largo del artículo te desvelamos estas claves. Pero antes te contamos por qué es útil tener un activo inmobiliario.

¿Es útil tener un activo inmobiliario?

¿Te preguntas si es útil tener activos inmobiliarios? La respuesta es sí.  Los activos inmobiliarios pueden resultar una gran fuente de financiación,  aunque una mala inversión podría reportar muchas pérdidas a una empresa o particular.  

Para evitar las pérdidas, es importante dejarse aconsejar por profesionales con conocimientos en el sector, quienes podrán ayudarte a hacer una buena inversión inmobiliaria que aumente la liquidez de tu empresa o tu liquidez personal. También puede ser muy  beneficiosa para cancelar pagos, deudas, etcétera, además de usarse para hacer nuevas inversiones que generen más beneficios. 

Claves para escoger una inversión inmobiliaria

A continuación, te damos algunos consejos para invertir en inmuebles que debes tener en cuenta:

Localización

La localización es clave para escoger una buena inversión inmobiliaria. Se puede optar por grandes ciudades y enclaves turísticos para invertir en una vivienda vacacional.  No obstante, si lo que deseas es invertir para vender posteriormente el inmueble lo mejor es optar por ciudades donde el mercado es muy dinámico, por ejemplo: Madrid o Barcelona. 

¿Cómo seleccionar la mejor zona?  ¡Realizando un buen estudio del barrio! Te recomendamos buscar inmuebles en barrios consolidados con precios que sean asequibles para la mayoría de la población, barrios con demanda de alquiler, buenas comunicaciones y servicios cercanos como colegios, supermercados, hospitales, etcétera.

Tipo de inmueble

Para realizar una buena inversión es necesario escoger adecuadamente el tipo de inmueble. Para escoger el tipo de inmueble tienes que tener en cuenta las diferentes opciones de inversión que tienes: viviendas con muebles, sin muebles, el número de dormitorios y las opciones que existen en el mercado de la inversión inmobiliaria que te hemos citado con anterioridad (alquiler vacacional, alquiler de vivienda habitual, etcétera). Tener claro el objetivo y las opciones que existen en el mercado antes de invertir es clave para que la inversión sea exitosa. 

Estado físico del inmueble

Tener en cuenta el estado físico del inmueble también es vital a la hora de invertir.  El estado físico hace referencia a la antigüedad de la vivienda, su distribución, el estado de sus instalaciones, las calidades del inmueble, etcétera.  Todos estos elementos citados son los ayudarán a calcular el precio de la vivienda, su mantenimiento y su rehabilitación, si fuese necesario.

Normativa urbanística

Antes de adquirir una vivienda es imprescindible saber todo sobre la normativa urbanística. Si en la zona está previsto edificar más, si están previstas nuevas infraestructuras y equipamientos, etcétera. La normativa urbanística también cobra mucha importancia cuando van a comprarse terrenos destinados al uso inmobiliario. En estos casos es clave saber si sobre dicho terreno se puede edificar o no se puede edificar, cuáles son las normativas, requisitos, etcétera. Estar al tanto de toda esta información es necesario para evitarse sorpresas que puedan perjudicar tu inversión.

Fiscalidad

Hay otra serie de normativas actuales específicas para cada tipo de vivienda. ¡Es importante que antes de invertir estés bien informado! Actualmente, por ejemplo, existe un plan estatal para la vivienda que ofrece ayudas a algunos tipos de compradores en concreto, como aquellos menores de 35 años, o bien ayudas para comprar algunos tipos de inmuebles, por ejemplo aquellos localizados en zonas poco concurridas, poblaciones de menos de 5.000 habitantes.

Situación del mercado

¿Cuál es la situación del mercado? Es necesario que todo ahorrador o inversor inmobiliario tenga en cuenta todos los consejos para invertir en vivienda, especialmente la situación del mercado y un histórico de su evolución. 

Pero, ¿a qué nos referimos con la situación del mercado? ¿Qué es lo que hay que tener en cuenta? Los tipos de interés del momento de la compra, la ley hipotecaria y los cambios que sufre, la situación del alquiler vacacional en España…  Todos estos factores determinarán la situación del mercado inmobiliario y servirán como indicadores de la situación.

Rentabilidad del inmueble

Para adquirir un inmueble como inversión es necesario conocer la rentabilidad del inmueble, cómo se encuentra el mercado inmobiliario rural, urbano, cuál es la rentabilidad de invertir en la costa, etcétera.

Para poder estimar la rentabilidad de los inmuebles debes tener en cuenta la inversión inicial, los impuestos que deberás pagar, los gastos que conllevan la operación (por ejemplo: comisiones de asesores inmobiliarios, notarios, etcétera), el dinero necesario para poner a punto el inmueble, es decir, la pintura, los muebles, etcétera. 

Si tienes en cuenta todos los gastos podrás conocer con exactitud la rentabilidad del inmueble. 

Tipos de inversiones inmobiliarias

En la introducción del artículo te hemos hablado por encima de algunos tipos de inversiones inmobiliarias. En este apartado te hablamos con más detalles de los tipos de inversiones inmobiliarias:

  • Crowfunding inmobiliario: muchos inversores se juntan para invertir de forma conjunta en un inmueble o en cualquier activo inmobiliario.
  • Comprar un inmueble para alquilarlo: ofrece una rentabilidad a largo plazo y es un tipo de inversión muy habitual.
  • Comprar para reformar y vender: a diferencia de la anterior inversión, esta ofrece beneficios a muy corto plazo.
  • Invertir en inmuebles con fines turísticos: a través de plataformas como AirBnb u otras, pueden obtenerse beneficios rápidamente.
  • Invertir en inmuebles con fines comerciales: por ejemplo en locales para negocios, oficinas, naves industriales, etcétera.
  • Inversiones inmobiliarias de forma pasiva: son las inversiones realizadas a través de equipos de inversores inmobiliarios y, sin exponerse a grandes riesgos, otorgan un rendimiento elevado.

¡Consulta con los mejores profesionales para evitar riesgos en tus inversiones!