¿Tienes algunos ahorros y quieres invertir en un negocio? ¿Has pensando en las franquicias de peluquería, belleza y estética pero no te decides?  A lo largo de este artículo te explicamos por qué el negocio de estética es rentable, cuáles son las ventajas de invertir en el  sector de la estética y que debes tener en cuenta para montar cualquiera de las franquicias de estética que puedan ofrecerte. 

¡No te lo pierdas!

¿Son rentables las franquicias de belleza y estética?

Hoy día podemos decir que las franquicias de peluquería, belleza y estética sí son rentables. Esto se debe a que cada día más personas se preocupan por su estado físico lo que ha conseguido que este sector incremente su facturación en más de 3% en los últimos tiempos.

¿Por qué se ha incrementado tanto la facturación en los últimos años? El principal motivo es, tal y como hemos mencionado con anterioridad, que hoy día las personas prestan mucha atención a su aspecto físico, quieren verse bien por dentro, pero también por fuera y, además, los hombres cada día se preocupan más de su imagen, lo que ha ayudado a que aumente considerablemente el número de clientes potenciales. 

Ventajas de invertir en una franquicia de belleza 

A continuación, detallamos las principales ventajas de invertir en una franquicia de belleza:

No es un negocio puntual

Las peluquerías y centros de estética no son negocios puntuales, es decir: no son negocios de moda. Este tipo de negocio siempre es necesario ya que todos necesitamos de vez en cuando… ¡un buen corte de pelo! No obstante, es necesario avanzar y adaptarse a los tiempos para que las crisis, la competencia, etcétera, perjudiquen lo menos posible el negocio. 

Demanda elevada

La demanda es bastante elevada. Esto se debe a que los servicios de las peluquerías y de los centros de estética son demandados por mujeres de todas las edades y por hombres de todas las edades, así que el mercado es muy amplio.

Inversión no muy elevada

Por regla general podemos decir que la inversión requerida para montar una peluquería o centro de belleza no es muy elevada. Normalmente se necesita adecuar un local y abastecerla de productos para poder ofrecer los servicios típicos y ello no requiere un gran montante. 

Alta rentabilidad

Este tipo de franquicias ofrecen una gran rentabilidad. En la mayoría de los casos se puede empezar en pequeños locales para reducir la inversión y poco a poco ir creciendo.  El bajo coste de montar una franquicia de este tipo y los gastos a los que se enfrenta un empresario hacen que este negocio sea altamente rentable. 

Marca consolidada

¡La marca ya está consolidada! Esta ventaja es común para todas las franquicias, no solo para una franquicia de peluquería. Con cualquiera franquicia de belleza en España contarás con una marca consolidada, evitando empezar un negocio desde cero y por tanto, evitando muchos riesgos asociados al emprendimiento de un negocio.

Servir a un mercado desatendido

Muchos centros de belleza no han evolucionado y se han quedado atrás. Esta situación hace que, de una forma u otra, el mercado esté desatendido porque estos centros no cubren las necesidades actuales de muchos clientes y clientas. 

¿Qué debes tener en cuenta para elegir una franquicia de belleza?

Uno de los pasos más importantes es decidir qué prefieres, montar una franquicia a un negocio propio. Una vez lo has decidido, deberás seleccionar una marca con la que te sientas realmente cómodo.

Pero, ¿qué más debo tener en cuenta? Hacemos una recopilación de todo lo que debes tener en cuenta para elegir la mejor franquicia de belleza:

  • Los recursos necesarios: qué recursos se necesitan para poner en marcha esa franquicia, el dinero, local, etcétera…
  • Apoyo recibido: ¿de qué forma se involucra la franquicia? ¡Ten muy en cuenta el apoyo que recibirás desde la central!
  • Productos y servicios competitivos: ¿los productos o servicios que se ofrecen con la franquicia son realmente competitivos para esa ubicación?
  • Comprobar y validar toda la información: no te fíes de toda la información que recibes a priori, es necesario que la compruebes antes de meterte de lleno en la franquicia.
  • Estudiar bien el contrato de la franquicia: estudia con detenimiento el contrato y consulta todas las dudas con un abogado para evitar sorpresas en el futuro.
  • Calidad de productos, aparatología, servicios: ¿los servicios o productos dan resultados? Asegúrate de que los servicios ofrecidos por la franquicia son servicios de calidad que garanticen resultados y bienestar a los clientes.
  • Los riesgos: es fundamental que te asegures de cuáles son los riesgos, con el objetivo de que no te lleves sorpresas como penalizaciones, etcétera.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a descubrir las ventajas de montar una peluquería  o de montar un negocio de belleza y, sobre todo, que te haya ayudado a saber cómo elegir una franquicia.